Triturados gourmet

Bueno, ¿entonces el niño come todo triturado, no?, le preguntó la especialista de digestivo a Inma, durante una de las visitas que periódicamente había que hacer cuando Daniel era pequeño. Sí, claro, contestó Inma. ¿Y cómo le haces los triturados, con verduras y maicena y tal?, quiso saber la buena doctora. Pues no exactamente, respondió un pelín resabiadilla Inma: mi hijo come filetes, hamburguesas, espaguetis, tortilla de patata, pescado, verdura también, claro, mucha, normalmente como base de los triturados, pero vamos que los espaguetis se los come triturados tal cual, y los canelones ni le cuento …  


Dos de las cocineras de “Triturado Gourmet” intentado convencer a Daniel de que pose para la foto

Confieso hoy, años después, que no paramos de reír en un buen rato, durante el camino de regreso. ¡Verduritas y maicenas, éste!, exclamaba Inma. Reíamos no con mala fe ante las ideas un tanto cuadriculadas de la médica. Reíamos más bien, creo yo, agradecidas de no tener demasiados problemas para la alimentación de Daniel. Alguno hay, claro. Pero dadas las circunstancias, que mi sobrino se alimente de triturados es el menor de los inconvenientes. Así que poco a poco, algunas miembros de la familia (madre, abuela Pilar y tía Luisa) nos hemos convertido en auténticas profesionales del “Triturado Gourmet”. Algunas recetas pueden ser sometidas al procedimiento sin más, tal cual salen del fuego o del horno, como por ejemplo los canelones (un poquito de leche añadida y listo). Pero otras necesitan de elaboración más imaginativa, para procurarles sabores diferentes. Aunque tampoco es muy complicado. Os cuento mis dos últimas elaboraciones de “Triturado Gourmet”:
Judías verdes y patatas al horno, con rape y gambones, aliñado todo en el momento de ser procesado por la batidora con un poco de caldo de pescado y concentrado de aceite de gambas.
Patatas asadas en papillot, rehogadas con su aliño de aceite, poquito de pimentón dulce, pelín de ajo molido y albahaca, y “rabas” de pechuga de pollo marinado. Para facilitar el triturado, añadimos leche en el momento.
Y así, triturado a triturado, Daniel se ha convertido en un auténtico buen comedor, que tampoco hace ascos a las papas bravas y los nuggets, eso sí, en estos casos, sin triturar ni , que los vermuts entran solos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s