12 años CRECIENDO

Sé que estas cosas hay que decirlas antes, pero ni anteayer ni ayer (como yo habría querido) pude sacar un rato para escribir aquí (o allá, en ninguna parte, en realidad, ahora que lo pienso).

El 15 de julio es un día espléndido siempre. Ayer fue 15 de julio. Daniel cumple años el 15 de julio. Le envidio esa fecha de nacimiento: en pleno verano, siempre hace calor, siempre es vacaciones. Daniel se lo suele pasar en grande. Ahora más. Cuando era pequeño se desorientaba un tanto cuando había mucha gente, se asustaba con los sonidos y las voces a elevado volumen, con el jaleo…  y no soportaba que le cantaran lo de “cumpleaños feliz”. Pero ahora le encantan los cumpleaños (los suyos y los ajenos), que suene la canción, que le estiren de las orejas, que lleguen los regalos… 
Ayer tuvo tres celebraciones: en el campamento, por la tarde en casa de los abuelos Julio y Rosario (estuvimos casi toda la familia) y después por la tarde-noche con el resto de la familia: los tíos Raquel y Paco y los primos Víctor y Luzía. A esta última celebración llegó ya un poco “hecho polvo” y se le ve en las fotos que el sueño se va apoderando de sus ojillos. Os dejamos un par de fotos con los primos: el ovillo contorsionista  que lucha con el tío Jorge, mientras Daniel se troncha, es Víctor, que no se suele dejar fotografiar, y la que provoca con su beso esa expresión de arrobamiento (ayudada por el sueño) en su primo es Luzía. Y también ponemos otra foto del rato de celebración en casa de los abuelos: está en ella el abuelo Julio, la tía Eugenia e Inma (mamá – mammmiiiii – madreeeee / según el momento y la petición: ya hablaremos de ésto).
Por supuesto que ha habido y habrá regalos. Vía mensajero están viniendo la segunda equipación del Barça y una camiseta de Ferrari (ya sabéis las aficiones del cumpleañero). Y ya en poder de Daniel están un juego-puzzle de vocabulario y el dvd de La Cenicienta (ópera, claro, con Cecilia Bartoli). Creo que hay otros tíos y primos que le guardan alguno más para cuando se vean.
12 años. Que no lo había dicho. Todos los años cuando se acerca el 15 de julio me aparecen una mezcla de cosillas por ahí adentro (una lleva ya a cuestas un buen fascal de memoria y eso lo complica todo un poco). Pero, lo digo de verdad absolutamente, siempre puede más la alegría. 12 magníficos años de Daniel creciendo: HACIÉNDONOS CRECER.

5 comentarios

  1. ¡cómo se le va notando en todo!¡qué diferencia en poquicos meses de la carica que tiene en la foto de mago a la de hoy! ¿Ya fue 15?…(sigo trabajando…Se me han pasado los días como siempre volando…)Bueno siempre saben bien los besos; darle de mi parte 12 achuchones suaves al \”mozo\”. Pilar D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s