Ultimas noticias

¡Iii-casss! ¡Iii-casss! (o sea, Chiiiicasss, chiiiicaaaassss!!!)…

Así llamaba la otra tarde un ya impaciente Daniel a sus amigas Ainhoa y Celia, que se entretenían de cháchara (junto a sus madres y a la de mi sobrino) después de concluir todos el tratamiento de ozono. Los tres coinciden estos días en ozonoterapia y a partir de las cinco de la tarde y durante un rato la consulta de O-Vital, donde Enric y Eduardo nos reciben, se convierte en un estruendoso y alegre patio infantil: todos los días – como contaba Lamima– nos espera una adivinanza en la pizarra, una mesa con chuches y mucho cariño. Los chicos se llevan muy bien, y la verdad es que se pasan un rato bien majo entre risas, gritos, bromas…

Daniel llamaba ya un poco desesperado a las chicas, porque él aún tenía que merendar, y estábamos esperando a Ainhoa, para irnos los cinco juntos, pues aparcamos en el mismo parking. La foto de aquí abajo la hizo esa tarde, después de la merienda, Inma (de Daniel – que Lamima, también es Inma): Ainhoa se empeñó todo el rato en ir cogida a la silla de Daniel, para ayudar a llevarlo, y la verdad es que era una gozada verlos.

Aún nos quedan unos días en esta tanda ozonera. Son veinte sesiones en cada tanda. Vamos todos los días laborables de la semana y, aunque al final se acaba un poco agotado -el día es largo y cargado de quehaceres-, merece la pena. Estamos bastante convencidos de que la ozonoterapia se lleva un buen porcentaje de responsabilidad en la remisión completa de la esofaguitis diagnosticada a Daniel hace cuatro meses y en la recuperación de los buenos niveles de su hematocrito. No quiere decir que la medicación, digamos “ortodoxa”, que toma no tenga su parte de éxito, por supuesto. Pero la recuperación de Daniel ha sido tan espectácular (el médico que hizo aquel diagnóstico y pronóstico que tanto nos alarmó llegó a calificar esta recuperación como un “milagro” – yo le hubiera agradecido que se preguntara mejor qué es lo que había sucedido para que tal recuperación sucediera…), que todo ha tenido que contribuir, y no hay que olvidar las aplicaciones del ozono en los proceso de cicatrización y también su capacidad de potenciar la generación de globulos rojos. En fin, que estamos a estas alturas francamente contentos y felices.
Como decía en otras páginas que ando escribiendo por la red, a menudo el tiempo nos falta en grado sumo. Esta semana pasada fue terrible en este sentido. Y la que hemos empezado no va a irle mucho a la zaga, me temo. No me dará tiempo de acercarme mucho a los blogs. Pero saco un ratito para deciros que en estos días han pasado unas cuantas cosas en nuestras vidas cotidianas. Respecto a Daniel, seguramente lo más importante es lo que acabo de contar. Pero también que el viernes pasado -como todos los niños de nuestra Comunidad Autónoma- acabó el curso y que hoy ha empezado la temporada de campamento de verano (o Colegios Abiertos, que le llaman en la administración).
El cole acabó muy bien. Buenas impresiones y buenas perspectivas. Tuvimos la reunión de fin de curso con las profes de Daniel. Siempre son tan didácticas… Todas mostraron su satisfacción por los avances de su alumno, aunque es cierto que el carácter de este chico complica a menudo su trabajo . Por ejemplo, como ya han visto que Daniel se maneja bastante bien en las propuestas de elecciones simples en el Board Maker, sus profas quisieron complicarle un poco la cosa. Pero nos tememos que Daniel les tomó un poco el pelo…. Nos contaron que prepararon los tableros y le explicaron a Daniel en qué consistía la complicación ideada y que había también una casilla de “Preparado”, para que él expresase su disposición a iniciar el proceso boardmakeano… Bien, pues Daniel, no sin sorna -creemos- se enrocó en esa casilla con tenaz insistencia, y no consiguieron que saliera de ella en ningún momento …. Supongo que pensó: si no me queda otro remedio que trabajar más, pues se va… pero ir por ir (o sea, pero complicarme la vida por complicármela… pues así como que, paaaasssoooooo….) En fin, habrá que intentar ganarle la partida de alguna manera, al vagoncente éste.

Con el fin de curso, la semana pasada fueron todos los días de llegar a casa cargado de paquetes: la carpeta con los trabajos trimestrales (que aprovechará Elena el mes de julio para repasar en casa), la ropa de cambiar… etc.

El miércoles fue un día especial. En el colegio celebraron los cumpleaños de los chicos que hacen los años en verano. Entre ellos, Daniel. Inma había llevado al cole unas piñatas para que tuvieran buena fiesta. Y ese mismo día, llegaron para Daniel unas cuantas sorpresas superimportantes. Solamente os decimos ahora (porque la escena y la tarde merecen un post particular) que una amiga del Foro de Hijos Especiales, Paloma Izquierdo, le consiguió a Daniel …. ta cháaaaannnnnn: ¡una foto firmada de Fernaaaaannnnddooooo Aloooonnsssoooo, una foto y una gorra firmadas de Pedro de la Rosaaaaaa, y un coche miniatura prototipo estupendo!. Imagino que no tengo que insistir en que imaginéis la alegría enorme, enorme del chaval. Lo contaremos con detalle, ya veréis. Y desde ya, ¡muchísimas gracias, Paloma!

Como decíamos por arriba, hoy ha empezado el campamento de verano. Como el año pasado, éste Daniel va a ir hasta finales de julio al colegio Jean Piaget. El programa tiene muy buena pinta. Ya hablaremos también de ello. Al parecer le ha tocado hoy el módulo de juegos, y aunque la monitora que acompaña a los chicos en el autobús el ha comentado a Inma que con un juego se ha puesto bastante nervioso, le hemos preguntado si se había divertido y ha dicho un síii totalmente rotundo.

Bueno, y creo que con ésto cumplimos en poneros al día de las últimas novedades. Pero quedan pendientes esos posts sobre la tarde del ¡pero cómo puede ser, una foto de Alooonnnnssssoooooo firmaaaaddaaa para miiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!, y el campamento. Y también algunas reflexiones sobre la falta de coordinación en los servicios asistenciales, médicos, etc…. que surgen al hilo de la última experiencia sobre el tema de la esofaguitis y demás. Bueno, no deja de ser un poco lo de siempre y a veces ya da hasta pereza. Pero habrá que insistir. Sí.

3 comentarios

  1. Luminoso hoy todo lo que cuentas.Una gozada el éxito de la ozonoterapia. Según creo más por el ambientazo (preciosa foto reveladora del mismo) de los participantes que por la misma química del tratamiento.Y lo demás, estupendo -menos la vaguería de Daniel, reveladora sin duda de su inteligencia.Sigue contando en cuando puedas.Da gusto ver los progresos del mozo.Besos.

    Me gusta

  2. Menuda pareja, jejejeje,…. me encantan esos raticos, son de verdad un oasis. Los vamos a echar de menos cuando acaben.Bueno, entiendo que habrá que \”domar\” un peu el carácter del chavalote pero hija, también tiene su cosa verlo tan decidido ¿eh?, que la fuerza os acompañe maja.Con lo de la esofaguitis me disteis una alegría el otro día, si señora, aunque ponga un poco los pelos de punta pensar el berenjenal en que os podíais haber metido si no decidís probar antes con el ozono. ¿Será capaz ese \”sistema sanitario\” de aprender un poco de la experiencia constatable?..deberían.Ah, quiero una foto con la gorra de Alonso. Porfaplis.Besos mil.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s