Los Quintos del Riviere





¡Africa! ¡Africa! El grito jubiloso de Daniel ayer por la tarde, cuando regresábamos a casa, después de la celebración –un año más, y una vez más superando todas las expectativas- del  festival de Navidad del Colegio Público de Educación Especial Ángel Riviere, que llevaba por título “Viaje con nosotros”.

Me gusta mucho poner por extenso el nombre del colegio, y me esfuerzo conscientemente en ello: quiero que sepáis que es un colegio público, y un colegio de educación especial, en toda la extensión de lo que esto significa. El festival de Navidad siempre es muy emocionante. En él se concentra de  alguna manera todos los años el esfuerzo continuado de los chicos y chicas y los profesionales del colegio. De año es en año, siempre es una referencia para darnos cuenta de cómo se van consiguiendo cosas, también de cómo van creciendo todos, y de cómo hemos crecido con ellos.

En los primeros festivales, cuando Daniel era muy pequeño, recuerdo que yo pasaba todo el transcurso de la función entre la alegría y la emoción por lo que sucedía en el escenario y una cierta inquietud porque Daniel se ponía muy nervioso con tanto estímulo y costaba un poco relajarle, devolverle el equilibrio conveniente. Con los años todo se ha ido suavizando. Ya no nos sorprendemos tanto de lo que son capaces los chicos y chicas y sus profesores y monitores ahí arriba, sobre el escenario. Ya sabemos que también en la vida son capaces de muchas cosas. Y respecto a aquella inquietud, Daniel, en este caso, la ha hecho desaparecer por completo: ayer no paró de reír y atender y disfrutar en todo el tiempo que duró la representación, y no perdió su equilibrio en ningún momento. Fue además, creo, la primera vez que habló en escena. En ocasiones anteriores había utilizado comunicadores, gracias a los cuales pudo ser, una vez, incluso presentador de la obra. Ayer usó comunicador para las frases largas. Pero contestó con sus rotundos monosílabos en un par de ocasiones. Esa voz grave sonó a través de un micrófono, anunciando sus próximos dieciocho años.

Y de esa “mayoría de edad” iba la obra, de alguna manera. “Los Quintos del Riviere” se embarcaron en un viaje alrededor del mundo, para celebrar sus prontos cumpleaños. Lo cual me recuerda que tenemos un problema con la escolarización de los chavales del Riviere que al año que viene terminan en el ciclo obligatorio, porque en el centro no está contemplado el ciclo de “transición a la vida adulta”, hasta los 21 años, y tampoco parece que pueda haber plazas en otros colegios públicos de educación especial. Necesitamos que estos chicos que tanto han conseguido apuren los años en que podemos trabajar bien la plasticidad de sus neuronas, necesitamos que sigan aprendiendo tanto, tan bien y con tanto cariño como lo han hecho en este cole, así que seguramente, pasadas estas fechas navideñas, volveremos a la carga con este asunto. Porque quienes viajamos con estos chicos y chicas por la vida sabemos que este viaje no es alrededor, sino a través, muy a través de la vida.



<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Arial; panose-1:2 11 6 4 2 2 2 2 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536859905 -1073711037 9 0 511 0;} @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1107305727 0 0 415 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-520092929 1073786111 9 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:11.0pt; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;}

–>

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:3 0 0 0 1 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:11.0pt; mso-ansi-font-size:11.0pt; mso-bidi-font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-ansi-language:ES;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:72.0pt 90.0pt 72.0pt 90.0pt; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s