Algo más que columpios

Ayer añadí mi firma en Change.org a la petición iniciada por Barbara Roig i Bisquerra, dirigida a la ministra Ana Mato, para que se doten a los parques españoles de columpios adaptados en los que puedan jugar los niños y niñas con discapacidad: Porque todos los niños y niñas tienen el mismo derecho a jugar. En la página que cuenta en qué consiste la causa defendida, hay siempre la posibilidad de añadir un comentario acerca de tus razones para sumarte: Porque para los niños jugar es igual que respirar; y los niños con discapacidad también respiran. Fue lo que me salió de una manera absolutamente automática. Igual es un pelín cursi. Pero a veces lo cursi encierra una verdad insoslayable. Creo que esta es una de ellas.
Columpios en los parques de España para los niños con diversidad funcional. Familias en los parques de España con hijos con diversidad funcional. Niños de todas las diversidades, incluida la bendita diversidad de la “normalidad”, en los parques de España, jugando. Niños de cualquier diversidad, con cualquier capacidad, color, lengua, clase, jugando juntos en los parques de España.
La semana pasada la Mesa de Eliminación de Barreras del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó la instalación de columpios adaptados en cinco parques de la ciudad (así lo contó Heraldo). La noticia me alegró mucho. Una enormidad. Aunque tengo que decir que el tema de los columpios lo había dejado yo ya un poco atrás. Diréis que por la edad de Daniel (casi quince años). Pero no. No es por eso. El mayor tamaño, diferentes formas y configuraciones de los columpios adaptados permiten disfrutar en ellos a personas no tan infantes. De hecho, en el colegio, Daniel y sus compañeros siguen utilizando mucho los columpios adaptados, fuente de enorme alegría para ellos porque, entre otras cosas, les procuran las sensaciones de libre movimiento de las que ellos normalmente carecen (y es una de las sensaciones más maravillosas que puede sentir el ser humano, pensadlo). El tema de los columpios lo tenía ya  en la despensa debido a la imposibilidad de disfrutar de ellos en la ciudad, claro. Cuando Daniel creció un poco ya no era posible usar los columpios estándar, pues necesitaba de la ayuda de un adulto siempre, claro. Dejamos de ir a los parques. Llega un momento en que, como hay tantos temas por los que pelear, aparcas algunos.
La Mesa de Eliminación de Barreras del Ayuntamiento de Zaragoza aprueba en estos días, junio de 2014, la instalación de columpios adaptados en cinco parques de la ciudad. Y lo hace nueve años más tarde de que nosotros hiciéramos una petición reiterada en ese sentido. Entiendo que la Mesa de Eliminación de Barreras del Ayuntamiento de Zaragoza ha tomado su decisión por propia maduración imponderable de las cosas. Nada que ver con nuestra vieja y sin embargo tan actual demanda, la cual, imagino, cayó en el limbo de los archivos informáticos (aunque, antes de ello, fue cortés y “estándarmente” contestada con la usual fórmula administrativa del quedar bien: lo remitimos para su valoración y estudio; muchas gracias por poner en nuestro conocimiento sus inquietudes.

Cuando la formulamos, todavía no existía Un blog para Daniel y las historias sobre él y la vida con él aparecían en el blog que yo personalmente mantenía entonces: http://bit.ly/1njkP3f

Mientras Daniel tuvo un tamaño adecuado a los columpios estándar, un tamaño que nos permitía manejarlo con cierta comodidad, fueron muchas las veces que nos acercamos a los parques. No podíamos usar casi ninguno de los columpios, claro. Prácticamente sólo el caballito o balancín, y el tobogán en modalidad de último tramo. Pero la felicidad de Daniel en esos ratos era tal …

Un ruego: que los cinco parques que van a tener columpios adaptados en Zaragoza no  conviertan esos columpios adaptados en ghettos dentro de los parques.

Otro ruego: los niños con diversidad funcional no pueden utilizar la mayoría de los columpios estándar. Pero los niños con normal diversidad sí que pueden utilizar los columpios adaptados: padres de unos y otros, dejad que los niños jueguen juntos.

Columpios en los parques de España para todos los niños. Risas en los parques de España para todos los niños. Libertad de sensaciones en los parques de España para todos los niños. Felicidad en los parques de España para todos los niños.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s