¡¡Daniel, los calcetines!!

Y Daniel se partía de la risa, cuando nos dimos cuenta de que lo habíamos llevado a la ducha con los calcetines puestos, ya chipiados bajo los primeros remojetes de la alcachofa. Al pobre, la carcajada incontenida le costó atragantarse un poco con el agua. Lo que no le impidió en absoluto disfrutar mucho, como siempre, del momento del baño.
Las tardes que paso con Daniel me quedo muchas veces a ayudar  en la tarea de bañarle. Con los años y el crecimiento este momento se ha ido complicando un poco. Para Daniel es la diversión suma. Para su padre, que es quien se mete con él en la ducha y lo sostiene, es ciertamente un momento grato, pero también muy trabajoso.
Hasta hace no demasiado tiempo seguíamos utilizando el antiguo mueble-cambiador de cuando Daniel era pequeño para transportarlo hasta el cuarto de baño (con las piernas de Danel colgando fuera, claro). Pero ya es imposible. El traslado y el baño se realizan a pulso. Y entre la altura de Daniel, su fuerza, sus ganas de enredar, de hacerte un poco la puñeta si le da por ahí…  No tres, cuatro o cinco asistentes de baño harían falta… Pero normalmente es una actividad que la tienen que sacar adelante a solas Jorge e Inma, claro.
Lo cierto es que este es un momento de transición. Porque ya tenía que haber estado en casa la magnífica y ferolítica silla basculante para baño Boris. Si no es así es porque el distribuidor hasta ahora en España de este artilugio alemán (http://goo.gl/jRopfj) Rehagirona (http://www.rehagirona.com/) se ha negado a enviar la silla al ortopedista de Daniel para que este pudiera probarla, sólo aceptaba que directamente se le comprase la silla. Vale casi 3.000 euros, una vez completada su estructura básica con todos los aditamentos precisos para que se adaptase a las necesidades de Daniel. No parece una silla de usar y tirar. No vale una nimiedad. ¿Cómo vas a comprar una aparato de estas características sin saber si realmente responde a lo que Daniel necesita? Evidentemente, el ortopédico se comprometía en nombre del cliente a garantizar un uso correcto de la silla: probarla en la ortopedia, y si se veía útil y adecuada, se llevaría a cabo la compra; en caso contrario, el ortopédico la devolvía. No ha habido manera.
Al parecer no hay otro distribuidor en España. O por lo menos no lo conocemos. Es bastante absurdo todo. Ahora parece que este distribuidor ya no tendrá la silla Boris en su catálogo.  En la página web de Rehagirona aparece la noticia de que inician la distribución de otra marca. Y quizás esta ha sido la causa de tanta “pelodtudez”, pues parece que Schuchmann (la marca que comercializa la silla Boris ) tendrá en España otro distribuidor  (ag, que me atahco…. el distribuidor que lo distribuya … brrrr) Quizás. Así que ¡une autre fois encore, ay!: lo que manda es el puritito mercado, no más. ¡Que les den a nuestras espaldas! Sobre todo a las espaldas del padre de Daniel. Pero en fin, sea cual sea la razón, los hechos son los que son y sus consecuencias igualmente.
Vamos a intentar contactar directamente con Schuchmann, a través de su web, a ver si averiguamos cómo narices poder probar la dichosa silla Boris.
Mientras tanto, hoy Daniel y sus padres han tenido mañanita de ortopedia, para medio poner en condiciones la silla todoterreno de Daniel. De momento le han cambiado las sirgas. Falta cambiar las ruedas, los apoyabrazos y alguna cosa más… Diréis, pues ya, total, una nueva. No, no. Que con estos arreglos nos iremos solucionando una temporada más por unos 600 euros más o menos. Una silla nueva no bajará de los 7.000 (el chasis, el chasis… ) Así que… 
Daniel ha estado muy entretenido. Le han dejado una silla que le iba un poco grande, mientras entraba la suya en el taller, y ya le veis, viendo dibus en la tableta. Apoyada la tableta en esa mesa, a la que le tenemos echado el ojo ya… La posibilidad de inclinarla en plano es ideal para Daniel, que tiene dificultades para manejar las manos con los brazos flexionados… Esa mesa….

Un comentario

  1. http://www.zaraorto.com/ficha-producto.php?id_producto=320&producto=Mesita+auxiliar+plegableHola, como mesa te recomiendo esta, se la compramos a Isaac; la ventaja es que si choca la varilla del mdedio de abajo se puede inclinar entera, hasta evitar que choque y poder acercar mas la silla, luego como es basculante en las dos direcciones la mesa (la tabla) no hay problema.Haber que os parece.Yo me decidi a comprarle este medelo porque se puede gaurdar plegada hasta debajo de la cama!!!suerte con la silla de ducha… que te parece este modelo?http://www.ortoweb.com/silla-de-ducha-basculante-atlantices similar pero mas barato!!!los enlaces son un ejemplo pero siempre es mejor preguntar a aa ortopedia de siempre….un abrazo, la mama de Isaac

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s