Yo, comunico

Lo cierto es que, a pesar de esa toma de contacto con las Fiestas del Pilar de la que hablábamos en el post anterior, Daniel prefirió irse a la montaña. Ha pasado el largo puente con sus padres en Biescas, a donde fueron a verles un día los abuelos Pilar y Jesús. Esa reunión familiar la ha recogido Sofía en su blog “Pienso luego escribo“. Ella hizo la foto que hoy colgamos y que he traído desde el post que Sofía dedica a Daniel. Gracias, Sofía por el cariño que siempre demuestras.

Digo que Daniel prefirió irse a la montaña y digo bien. Jorge e Inma querían aprovechar los días de asueto para salir un poco de la ciudad. No sabían muy bien a dónde encaminarse. Así que le consultamos a Daniel. ¿Playa o montaña, Daniel?, le preguntamos unos días antes. “O-A-Aaaa”, fue su inmediata y contundente respuesta. ¿Montaña?, interrogamos-reforzamos. “Iiiiiiiiiiiiii”: no cabía duda.

Poco a poco la voluntad y la capacidad de comunicación de Daniel van confluyendo mejor. Antes era como si al comprobar sus dificultades desestimara la valía o la rentabilidad de su esfuerzo. Hemos dicho muchas veces que comodón lo es un rato largo. Pero, aunque queda largo camino en cuanto se refiere a la educación de su carácter, también se nota que se hace mayor y que encuentra interesantes cosas que antes no le merecían la pena. Hacerse entender es una de esas cosas, sin duda. Expresar sus experiencias parece una de sus prioridades en este momento. Y también practicar el lenguaje oral, el que sea.

El otro día Daniel fue al médico a que le pusieran la vacuna de la gripe. Como en el colegio le tocaba clase de logopedia, las profesoras aprovecharon la circunstancia para integrarla en la práctica de clase con el software de comunicación aumentativa que utilizan: Board Maker. Insertaron varias posibilidades en texto y con los mensajes de audio correspondientes, para que Daniel, tras escuchar todas las opciones propuestas, escogiera una a través del pulsador, de cada una de las tres proposiciones planteadas:

¿Dónde te han pinchado?
– Me han pinchado en el brazo / Me han pinchado en la pierna/ Me han pinchado en la tripa

– ¿Te han hecho daño?
– No, no me han hecho nada de daño / Me han hecho un poquito de daño/ Me han hecho mucho daño

-¿Qué te apetecía hacer luego?
-Me apetecía quedarme en casa con mamá / Quería venir al colegio/ Me apetecía irme de paseo

En el cuaderno de voyyvengo las profesoras contaban a la familia la experiencia escolar, para que se la recordásemos luego en casa. Y nos decían cuáles habían sido las respuesta de Daniel:

– Me han pinchado en el brazo

– Me han hecho un poquito de daño

– Me apetecía quedarme en casa con mamá

Nos reímos con Inma al leerlo, y ella le decía a su hijo: “Ya, ya me ha quedado claro que te apetecía venir a casa conmigo, ¡menudo pollo me has montado cuando te he dejado en el colegio, niño!”.

Estamos esperando poder instalar ese software en casa, aunque a decir verdad, Daniel en casa se ha vuelto un loro parlanchín. Ya sabéis, en inglés: no para. Te provoca para que le preguntes algo, cualquier cosa, y entonces él empieza a hablar en este inglés particular danielino; empieza y no para, no para, no para… Creo que ésto le está ayudando a coger mucha confianza en su laringe, a familiarizarse con las posibilidades del lenguaje oral, a parte del ejercicio físico que realiza y que de alguna manera, jugando, le facilita ir extrayendo cada vez más cantidad de sonidos de sus cuerdas vocales. Eso sí, acabamos todos dándonos a la aspirina. Y no exagero.

5 comentarios

  1. Excelente noticia ese deseo de Daniel por comunicarse. Una vez empeñado en ello seguro, seguro que, con lo tozudo que es, lo irá consiguiendo.Lo que si parece claro es que entiende todo lo que le interesa.Besos a todos.

    Me gusta

  2. Pues me encanta esta noticia, y me encanta imaginar a Daniel habla que te habla en inglés, español o el idioma que prefiera… mientras sea por este motivo, bienvenida sea la Aspirina :)Besos.Rosa.

    Me gusta

  3. Me alegra mucho haber encontrado este blog y te felicito por ello.Verás yo soy tutora de un niño con parálisis cerebral y ver a Daniel me recordó a mi querido Héctor (4 años)En el aula usamos el sistema alternativo de comunicación para todos los niños, con los pictogramas del BoadMaker. Él tiene un tablero de comunicación para decirnos todo lo que quiere y los niños del aula se comunican con él tb a través del tablero. La familia lo usa en su vida cotidiana, siempre va con él. Ahora está empezando a generar sonidos vocálicos. Yo estoy muy contenta porque me llama (i..a..) mi nombre es Pilar.Tb tenemos una carcasa para el teclado del ordenador donde él está empezando a escribir su nombre y vocabulario que trabajamos en el aula, a pesar de que solo una mano (la izquierda) es la que maneja con más precisión.No me quiero alargar mucho, disculpame, pero me emocionó ver tu blog.Un saludo muy afectuoso y hasta otro ratoPilar.P.d.: Besos a Daniel

    Me gusta

  4. Pilar, nada de disculpas. Todo lo contrario, gracias a ti, por la empatía y por sentirte cerca. Me alegra saber de Héctor, del empleo del Boadmarker y de cómo también lo usa él. Sé perfectamente la alegría que produce cada cosa conseguida y también simplemente de la alegría de estar con un crío al que quieres mucho.Un beso, y hasta cuando quieras, que espero sea a menudo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s